Explotación sexual

¿Por qué cuando hablamos de prostitución hablamos de explotación sexual? ¿Qué es en realidad la prostitución? ¿Por qué la prostitución es la institución patriarcal más potente? ¿Cómo funciona la prostitución dentro del capitalismo y por qué se ha disparado hasta el punto de convertir la trata de mujeres de países pobres para explotarlas sexualmente en uno de los negocios más lucrativos del mundo?

Aquí te damos las claves para responder a todas estas preguntas y una serie de recursos para que puedas profundizar en esta vieja forma de esclavitud que persiste en el siglo XXI, que vulnera los derechos humanos de mujeres, niñas y niños y que algunos ahora nos quieren presentar como  «trabajo sexual».

¿Por qué el feminismo es abolicionista?

La prostitución no es un trabajo ni una actividad como cualquier otra, el «trabajo sexual» no existe y la libre elección de la prostitución es un mito: las mujeres prostituidas siempre son las pobres y las vulnerables del mundo, aquí y en todas partes. Cuando hablan de los derechos de las mujeres prostituidas, en realidad hablan de los derechos de los que hacen negocio con sus cuerpos, los proxenetas y los puteros.

Las mujeres prostituidas no venden su «fuerza de trabajo sexual» como el resto de trabajadoras y trabajadores venden, según el capitalismo, su «fuerza de trabajo». Esta ficción, insostenible desde la izquierda, ni siquiera se les puede aplicar. Porque en la prostitución ellas son la mercancía comercializada: primero son deshumanizadas y reducidas a cuerpos, y luego, al contrario de lo que ocurre con la experiencia en cualquier trabajo, sus cuerpos quedan rápidamente devaluados por los estragos del abuso.

La prostitución envía un mensaje patriarcal inequívoco y nítido a los chicos y a los hombres: todas las mujeres son accesibles sexualmente y la satisfacción sexual de los hombres está por encima de los deseos y la dignidad de las chicas y las mujeres. Cuando los avances en igualdad estaban convirtiendo la prostitución en residual en los países ricos, la industria de la pornografía, que es la sexualización de la violencia contra las mujeres, la relanzó mundialmente como negocio con las nuevas desigualdades de la globalización neoliberal, el empobrecimiento, la trata y la desaparición de la empatía como valor humano fundamental.

Decir que las mujeres tienen el derecho de venderse es enmascarar que los hombres tienen el derecho a comprarlas

Françiose Héritier, antropóloga francesa

La prostitución en cifras: contexto internacional y estatal

Se calcula que hay más de 4,8 millones de víctimas de explotación sexual forzada en todo el mundo. Esta afecta de forma desproporcionada a las mujeres y las niñas, que representan el 99% de las víctimas de la industria sexual.
Fuente: Organització Internacional del Treball (OIT).

España es el país europeo con mayor demanda de prostitución y el tercero a nivel mundial. Según las Naciones Unidas, el 39% de los hombres españoles ha pagado en alguna ocasión para mantener relaciones sexuales.
Fuente: Oficina de les Nacions Unides contra la Droga i el Delicte (UNODC).

España no es únicamente líder en consumo de prostitución, es también uno de los principales destinos del tráfico de mujeres en el mundo. Según el Informe de la Globalización del crimen publicado por la UNODC en 2010, los principales destinos para la explotación sexual de víctimas que provienen de América del Sur son España, Italia y Portugal.
Fuente: Oficina de les Nacions Unides contra la Droga i el Delicte (UNODC).

España tiene más de 1.500 burdeles donde se ejerce la prostitución y este negocio mueve alrededor de cinco millones de euros al día.
Fuente: Policia Nacional, vía La Sexta Noticias.

Se estima que en España hay más de 300.000 mujeres prostituidas, de las cuales unas 40.000 se encuentran en Cataluña. Gran parte de estas mujeres, alertan, se encuentran bajo el control de mafias que les facilitan la entrada en España y las obligan a sufragar una deuda de miles de euros, que termina siendo el impedimento para poder abandonar la actividad.
Fuente: UCRIF de la Policia Nacional, vía El Periódico.

En Cataluña, además, contamos con uno de los prostíbulos más grandes de Europa, situado en la Jonquera. José Moreno, el propietario de este macroburdel, ya ha sido condenado por delitos relacionados con la prostitución, tráfico de personas y blanqueo de dinero.
Fuente: Notícies 324 y El País.

Normativas sobre la prostitución

└ Contexto internacional

Según el derecho internacional, todos los gobiernos deben actuar urgentemente contra la explotación sexual y la prostitución forzada, catalogadas como delitos contra las mujeres y niñas. Entre los acuerdos más importantes destacan:

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por los estados miembros de las Naciones Unidas se incluye, en el punto 5, la igualdad de género como un elemento clave. Concretamente, en el punto 5.2 se hace referencia a la necesidad: «de eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas tanto en el ámbito público como privado, incluidas la trata y la explotación sexual, así como otros tipos de explotación».

└ Contexto europeo

A nivel europeo, contamos con la Directiva 2011/36 / UE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la prevención y lucha contra el tráfico de seres humanos y la protección de las víctimas (que sustituye la Decisión Marco 2002/629/JAI del Consejo). Esta Directiva, transpuesta al ordenamiento jurídico español, establece en su artículo 18 que «los Estados miembros adoptarán medidas adecuadas, como la educación y la formación, para desanimar y disminuir la demanda, que es el factor que favorece todas las formas de explotación relacionadas con el tráfico de seres humanos».

Concretamente, en el informe Gender-specific measures in anti-trafficking actions del Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE) de 2018, podemos leer como la identificación de víctimas puede ser difícil, y todavía lo es mas si la prostitución está legalizada, ya que eso proporciona un marco legal para explotar a las mujeres más fácilmente: “Female victims of trafficking for sexual exploitation face specific barriers to the process of identification related to the nature of these crimes. According to the European Commission study on the gender dimension of trafficking in human beings (European Commission, 2016f), victims of trafficking for the purposes of sexual exploitation can be difficult to identify in mixed populations of women in prostitution, which include those that are in- dependent as well as those that are coerced. Moreover, in some Member States prostitution is legal, which allows traffickers to use the legal framework to further exploit victims more easily” (Europol, 2016).

Aún así, el negocio ilícito de la prostitución, junto con el tráfico de drogas y otras actividades ilegales, contabiliza en el PIB de los Estados miembros. Concretamente en España, en 2010, se estimó que el negocio de la explotación sexual movía 3.783 millones de euros.

└ Contexto estatal

La prostitución no está regulada en España pero tampoco es ilegal, es decir, se encuentra en una situación de alegalidad, lo que permite que el negocio de la explotación sexual haya prosperado. El Código Penal español, en el capítulo V (de los delitos relativos a la prostitución y la explotación sexual y corrupción de menores) concretamente en el artículo 187, penaliza el proxenetismo. Sin embargo, la dificultad probatoria y los necesarios testimonios de las víctimas dificultan la persecución de los proxenetas.

El que, empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o vulnerabilidad de la víctima, determine a una persona mayor de edad a ejercer o a mantenerse en la prostitución, será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años y multa de doce a veinticuatro meses.

Se impondrá la pena de prisión de dos a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses a quien se lucre explotando la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de la misma. En todo caso, se entenderá que hay explotación cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:


a) Que la víctima se encuentre en una situación de vulnerabilidad personal o económica.
b) Que se le impongan para su ejercicio condiciones gravosas, desproporcionadas o abusivas.

Dos modelos contrapuestos ante la explotación sexual

└ El modelo negativo: Alemania

En Alemania se legalizó la prostitución en 2002. Se estima que la prostitución ha crecido más de un 30%. En este artículo puedes leer la traducción de la conferencia de la psicóloga alemana Ingeborg Kraus donde analiza el impacto y consecuencias de este modelo regulacionista.

El modelo de éxito: Suecia

En 1999 se implantó en Suecia un cambio legislativo y cultural de tipo abolicionista basado en dos pilares: penalizar la compra de servicios sexuales y despenalizar su venta. La prostitución se ha reducido hasta dos tercios y la cantidad de puteros en un 80%. La clave de este modelo es también dar salidas a las mujeres que se encuentran en una situación de explotación sexual y protegerlas.

Países en Europa que siguen el modelo nórdico:

Conferencias online

Prostitución, la explotación sexual más antigua del mundo. Aspectos sociológicos y filosóficos

A cargo de Concha Hurtado, Ana de Miguel, Rosa Cobo y Amelia Tiganus. Esta conferencia nos da una visión completa de todas las implicaciones sociales y morales de la prostitución.

La industria del sexo y el capitalismo neoliberal

A cargo de Rosa Cobo. En esta charla se profundiza sobre los aspectos clave que vertebran la industria del sexo en el mundo capitalista.

Entre patriarcado y capitalismo: la historia de la prostitución como doble opresión

A cargo de Kajsa Ekis Ekman y Amelia Tiganus. Esta charla trata de la realidad de la prostitución, de la historia de la lucha feminista ante la explotación y la violencia sexual contra las mujeres y de las diferentes lecturas que se hacen al respecto.

Campañas de sensibilización

¡Hola Putero!

De Towanda Rebeldes. La pregunta no es si las mujeres tenemos derecho a ser putas. La pregunta es si los hombres tienen derecho a comprarnos. ¡Hola putero! es la incómoda campaña que nadie se decide a hacer. Incómoda porque pone sobre la mesa la barbarie de un modelo masculino que no debería tener cabida en nuestro mundo. Incómoda porque todos somos parte de esta sociedad que lo permite, mirando hacia otro lado. Incómoda porque es necesaria.

Loveth

APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida) realizó esta campaña contra la trata de mujeres y niñas de origen nigeriano en primera persona, Loveth, que describe la realidad que viven las potenciales víctimas de trata de origen nigeriano, las razones que las impulsan a emprender un proyecto migratorio y cómo este sueño se convierte en una pesadilla. Loveth se enmarca dentro de la campaña «Nadie se ofrece para ser esclav@: #contralatrata» iniciada hace años por la organización.

Hablan los puteros

En esta campaña de Médicos del Mundo de 2019 se pone de relieve el silencio cómplice de los hombres que no consumen prostitución pero callan ante esta forma de violencia machista. Uno de los objetivos es bajar la demanda de prostitución entre chicos jóvenes, ya que el consumo de prostitución está creciendo en el tramo de edad de los 18 a los 25 años.

Contra la Trata de Mujeres. No Inviertas en Sufrimiento.

Esta campaña de 2017 del Gobierno de España pone énfasis en visibilizar y tomar conciencia de la existencia de explotación sexual en nuestro entorno. El destino de las víctimas de trata con fines de explotación sexual es la prostitución. Por ello, la demanda de servicios sexuales se identifica como una de las principales causas de este grave atentado contra los derechos humanos. El rechazo de la sociedad ante el consumo de personas es fundamental para erradicarlo.

Documentales de referencia

Sex for Sale in Spain, de DW Documentary

30 minutos explican la situación de las mujeres prostituidas en La Jonquera (Girona), cerca de la frontera francesa, que se ha convertido en un lugar de referencia en Europa debido al gran número de prostíbulos.

Chicas Nuevas 24 Horas, de Mabel Lozano

Este documental nos muestra paso a paso cómo montar un negocio que mueve miles de millones de dólares al año. Un negocio en el que todo son ganancias, ya que el cuerpo de una mujer, si es joven y se cuida, puede llegar a vender en múltiples ocasiones durante el mismo día, incluso contra su voluntad. ¿Quieres aprender este negocio? ¿Quieres formar parte de él? ¿O únicamente quieres mirar? Chicas Nuevas 24 Horas pone en el punto de mira la perversión del gran negocio que significa la esclavitud sexual.

El Proxeneta, de Mabel Lozano

Basado en su libro. Está protagonizado y contado en primera persona por Miguel, «El Músico», un ex-proxeneta y propietario de algunos de los más importantes macro-burdeles en España. Fue condenado y sentenciado a 23 años de prisión. En este documental «El Músico» desentraña los engranajes de los dueños de la prostitución y la trata en España.

Los dos documentales de Mabel Lozano únicamente están disponibles bajo demanda. Si estás interesada en organizar una reproducción del documental en tu ciudad, contacta con nosotras.

Serás hombre, d’Isabel de Ocampo

Serás hombre nos propone un viaje de la mano de dos personajes extremos: un ex-proxeneta atrapado por su pasado y Abel Azcona, un artista visual que transforma su dolor en provocativas performances. En paralelo, la clase de un maestro de secundaria y las discusiones internas de un equipo de publicistas se convierten en escenarios de debate sobre la masculinidad. Una aproximación rica y compleja que nos invita a reflexionar sobre nuestra propia educación y socialización en el sistema de género.

└ Fallen Angels: the true cost of sex tourism, de RT Documentary

Este documental muestra la realidad de niños y niñas huérfanos en Angeles City (Filipinas), popular destino para el «turismo sexual».

Libros para profundizar

└ Neoliberalismo sexual, de Ana de Miguel

La ideología neoliberal tiene el objetivo de convertir la vida en mercancía, incluso a los seres humanos. Convertir los cuerpos de las mujeres en mercancía es el medio más eficaz para difundir y reforzar la ideología neoliberal. La poderosa industria del sexo patriarcal avanza apoyándose en dos ideas complementarias. Por un lado, en la teoría de la libre elección: ahora que las mujeres «ya son libres», «ya tienen igualdad», ahora ya pueden «elegir» vivir de su cuerpo o de trozos de su cuerpo. Por otra parte, y para contrarrestar cualquier crítica, esta tesis se envuelve en cierta retórica transgresora y postmoderna: toda relación es aceptable si hay «sexo consentido» por medio.

└ La prostitución en el corazón del capitalismo, de Rosa Cobo

El antiguo mundo de la prostitución era un conjunto de negocios casi artesanales, casi sin impacto económico. El nuevo canon es una industria global, interconectada, con un modo de funcionar similar al de las grandes corporaciones capitalistas, un volumen de beneficios anual mucho mayor que el de varias multinacionales juntas y con un pie en la economía ilícita y otro en la lícita.La novedad de la prostitución en el siglo XXI es la fusión entre los intereses patriarcales y los intereses capitalistas. El resultado es un proceso creciente de mercantilización de los cuerpos y de la sexualidad de millones de mujeres en todo el mundo, que son expulsadas de los países periféricos y llevadas a los países centrales.

└ El ser y la mercancía, de Kajsa Ekis Elman

Este libro de la periodista, escritora y activista sueca Kajsa Ekis Ekman nos propone una reflexión crítica, profunda y rigurosa sobre dos industrias de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres. Partiendo de premisas feministas y marxistas, Ekman examina tanto la prostitución sexual como la prostitución reproductiva o uterina (los llamados «vientres de alquiler») como dos instituciones que comercializan y explotan a las mujeres. La apropiación y explotación de la sexualidad y de la capacidad reproductiva del cuerpo de las mujeres ha sido y es uno de los fundamentos de las sociedades patriarcales pero también un frente de lucha histórico del movimiento feminista. Estas dos industrias son producto de la intersección del capitalismo y el patriarcado, sin olvidar la presencia del racismo y las relaciones neocoloniales Norte-Sur.

El proxeneta, de Mabel Lozano

Mabel Lozano cuenta la verdadera historia de lo que hay detrás de la prostitución de la mano de un testigo privilegiado, Miguel, llamado El Músico, un ex-proxeneta que confiesa cómo se inició en este negocio ilegal y relata cómo ha evolucionado la prostitución en España y en el mundo desde la década de los noventa hasta la actualidad. El Músico pasó de ser portero de un club nocturno, a los 17 años, a  todopoderoso jefe de la mafia y dueño de doce de los mayores prostíbulos de España. Fue el capo de una de las redes más organizadas y sin escrúpulos de Europa que traficó a más de 1 700 mujeres de Colombia, Brasil, Venezuela y Paraguay -incluidas menores de edad-, para prostituirlas y obtener enormes ganancias. En el proceso de consolidación de su poder no dudó en recurrir a la corrupción, el secuestro, la extorsión, el lavado de dinero y hasta el asesinato.

El negocio de la prostitución en el cine y la literatura

La consideración de que el cuerpo de las mujeres es una mercancía cuya compraventa no tiene trascendencia está naturalizada en el cine. Como reflexiona Pilar Aguilar Carrasco en su artículo, de obligada lectura, La prostitución en el cine: una historia de agitación y propaganda: «La representación audiovisual mayoritaria elude el deseo de las mujeres que, o bien no importa o siempre coincide maravillosamente con el deseo masculino». Por eso es tan importante deshacer este relato que promueve y reproduce la violencia contra las mujeres a través de la cosificación, deshumanización y configuración del deseo masculino como elemento central del relato.

Si esto es una mujer, de Noemí Trujillo y Lorenzo Silva

En esta novela negra una inspectora de policía, Manuela Mauri, lleva siete meses de baja cuando recibe la visita del oficial Guadalupe Larbi para pedirle que se reincorpore al trabajo: sólo ella, le dice, tiene la autoridad y el empuje necesarios para tirar adelante una complicada investigación en la que la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid no consigue avanzar. Manuela se enfrentará al mayor desafío de su carrera como inspectora de homicidios: la Operación Vertedero. La búsqueda de la verdad la pondrá en el punto de mira de sus compañeros y superiores, que han perdido la confianza en ella por los hechos acaecidos en torno al suicidio del inspector jefe Alonso, por los que Manuela quedó injustamente salpicada. Una novela que señala los puntos oscuros de nuestra sociedad, cuestionando nuestra ceguera ante el sistema en que vivimos.

Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson

Una novela de intriga financiera y política que describe con gran fuerza lo que se esconde detrás de las sociedades democráticas. Mikael Blomkvist, periodista y fundador de la prestigiosa revista económica sueca Millennium, es acusado y condenado por difamación por los tribunales de Estocolmo. Su delito ha sido hacer públicas una serie de graves acusaciones contra uno de los empresarios más importantes del país. Antes de entrar en prisión, sin embargo, recibe una curiosa llamada: Henrik Vanger, patriarca de otra de las sagas escandinavas más poderosas, le pide que investigue la desaparición cuarenta años atrás de su sobrina Harriet. Con la inestimable ayuda de Lisbeth Salander, una joven perturbadora y socialmente inadaptada, con memoria fotográfica y unas habilidades como hacker insuperables, formará un tándem perfecto y juntos se verán arrastrados en una espiral de secretos y mentiras que no se habrían imaginado.

Quiero ser puta, de Gemma Lienas

Al principio de este relato, Gemma Lienas nos describe una situación inesperada para hacernos reflexionar: una chica de 16 años de clase media-alta explica a sus padres que quiere ser puta en plena cena de celebración por haber terminado el curso con buenas notas. Pero que nadie se equivoque, aquí tenemos una declaración de principios desde la que se formula la búsqueda de respuestas que han de ayudar al feminismo y la izquierda a resituar la lucha contra la prostitución como lo que es: explotación sexual. Aporta datos, explica las diferentes maneras de abordar el problema en el mundo y qué resultados han dado, y trata de buscar soluciones alternativas.

.